Es 2021. “No recibimos nada para mejorar la situación habitacional”, dice una vecina de Giribone y Holmberg y expresa la situación de la Traza de la EX-AU3 desde sus comienzos hasta el día de hoy. Estamos en el Barrio de Villa Urquiza, al límite con Belgrano R, Coghlan y Villa Ortúzar, a solo 6 cuadras de la estación TRONADOR – de la Línea B del Subte. 

Los terrenos que carecen de los títulos correspondientes para familias que vivieron tantos años en el lugar abarcan una hilera de decenas de manzanas. Vemos algunos baldíos y viviendas parcialmente demolidas, muy deterioradas. En la periferia, no en la que dejan a las vecinas y vecinos, sino en la concreta y geográfica, se observa un área residencial de medios y altos ingresos.

Ahora es 1977, el país aún sufre la repudiable dictadura cívico militar, y el gobierno de facto, además de matar, desaparecer y violar todos los derechos humanos de las y los habitantes, implementa políticas elitistas en cuanto a la producción y uso del espacio urbano. La Ley 21342 de localizaciones urbanas deja como saldo una gran cantidad de desalojos de los sectores que alquilan. En la Ciudad de Buenos Aires se implementa una nueva planificación con el fin de modificar las pautas de construcción y así construir autopistas y fomentar inversiones privadas. En las villas, varones y mujeres se plantan contra las topadoras. Los militares quieren erradicarlas. Y ellas y ellos no tienen dónde vivir: empeoran las posibilidades de las poblaciones de bajos ingresos y comienzan a surgir las tomas de viviendas. 

El intendente Cacciatore comienza con el trazado de la AU3 para crear una vía rápida que atraviese la Capital desde Saavedra hasta Pompeya. Expropia más de 800 propiedades y lo abandona, dejando una traza de terrenos baldíos y casas demolidas, las cuales son ocupadas por las y los expulsados del sistema desde antes de nacer. Esta autopista finalmente no se construye.

Estamos en los principios de la década del ‘80, la traza de la ex-AU3 está ocupada como consecuencia del aumento de las desigualdades sociales y la pobreza, mientras acecha la inestabilidad económica.

Es difícil narrar que en el medio de lo anterior y lo que sigue se sancionaron las siguientes leyes: la N° 8 (año 1998), la N° 324 (del 2000), la N° 3.396 (del 2009) y la N° 4.089 (2011) para resolver lo que el estado ya había dejado a la deriva durante tantos años (hasta la primera 20 años, hasta la última 31). Nada cambió para el Sector N° 4 de la traza, el más largo.

Es marzo de 2021. El Observatorio del Derecho a la Ciudad y La Defensoría de Laburantes presentan un amparo colectivo contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Solicitaron una medida cautelar urgente con el objeto de que se ordene al GCBA a elaborar y remitir a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, en un plazo no mayor a 180 días el proyecto de rezonificación definitiva, de renovación urbana y el Plan para la concreción de soluciones habitacionales para el Sector N° 4 de la traza de la Ex Au3 y su zona de influencia, que el mismo sea pensado con participación ciudadana, y que se ordene la interrupción de toda venta de inmuebles del GCBA ubicados en el  Sector N° 4 de la Traza de la Ex Au3 y su zona de influencia a privados. 

En las fotos que acompañamos son los y las vecinas quienes muestran la dificultad de vivir en este sector de la ciudad que no vale igual que el resto porque para el estado hay otras prioridades antes que el derecho a la vivienda.

Mientras el Estado no garantice el derecho a la ciudad y la vivienda digna de las y los ocupantes se traza una línea histórica, más larga que la Ex AU3, de expulsión a la periferia de las familias, construida con los planos dibujados por los intereses inmobiliarios.

Queremos que se acabe esta situación.

Dejar un comentario